Publicidad

Un acuerdo entre CiU y ERC

CiU y ERC han alcanzado la semana pasada un principio de acuerdo a partir de un borrador compartido para que en el pacto de estabilidad parlamentaria se prevea que la consulta de autodeterminación tenga lugar antes de 2015, según han indicado fuentes próximas a la negociación.

El “borrador compartido” fue  asumido por ambos partidos pero, según han precisado las mismas fuentes, no puede ser considerado todavía como un texto definitivo, y además, aún debe alcanzarse un acuerdo en la otra comisión negociadora que aborda las materias económicas y presupuestarias.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, “, ha manifestado en declaraciones a la Cadena COPE este miércoles a CiU y ERC de que recurririría al Tribunal Constitucional (TC) la eventual convocatoria de un referéndum en Catalunya y ha dicho que no tiene ninguna duda, “Hayan pactado lo que hayan pactado políticamente dos partidos, en Catalunya la convocatoria de un referéndum es una competencia exclusiva del Gobierno de España. Ningún gobierno autonómico puede hacerlo y si alguno tomase esa decisión fuera de sus competencias, sería inmediatamente recurrida ante el TC que, no tengo ninguna duda, la suspendería”.

Finalmente, al ser preguntado sobre el hecho de que algunas comunidades autónomas no cumplan las sentencias, ha contestado que “no tiene que ser así” y ha señalado que, “si en algún caso ha sucedido, tiene que ser corregido”. “No puede pensarse que existen diferentes varas de medir”, ha concluido.

En el borrador no se especifica la hoja de ruta completa, es decir, cómo se articulará legalmente el referendo o consulta ni qué pasos se darán para que sea posible materializarla, ya sea con el beneplácito del gobierno central o sin él. Por su parte, ICV-EUiA y CUP ya han expresado la necesidad de que la consulta no se pacte de forma bilateral entre la federación y los republicanos.

Sin embargo, sigue abierta la negociación sobre el presupuesto y la fiscalidad ya que, aunque ERC acepta unas cuentas austeras, exige un giro social que pasaría por incluir nuevas tasas que reporten mayores ingresos a las arcas catalanas. Los republicanos no tienen un posición inamovible en cuanto a las nuevas tasas, pero esperan gestos, como recuperar el Impuesto de Sucesiones como lo dejó el tripartito y establecer un impuesto sobre las grandes superficies.

Teniendo en cuenta que los republicanos esperan que CiU mueva ficha, la federación ya ha dejado entrever que recuperar Sucesiones es “asumible” y que está abierta a recibir propuestas para mejorar la mala situación financiera de la Generalitat.

Mientras que CiU es partidaria de cerrar el acuerdo antes del viernes para ratificarlo en su Consell Nacional del sábado, los republicanos no tienen prisa pese a que también han convocado su Consell Nacional para el mismo día.

ERC está dispuesta a agotar los plazos de la negociación, e incluso plantea la posibilidad de convocar un Consell Nacional extraordinario para ratificar el acuerdo.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>