Publicidad

Nuevamente afectados por preferentes

La Plataforma de Afectados por las Participaciones Preferentes esta vez sucede en Cantabria han dicho que “comprende” el acuerdo adoptado por la dirección de Ibercaja, que ha decidido romper el proyecto de fusión iniciado el pasado mes de junio con Liberbank, aunque es “consciente” de que este hecho “nos puede perjudicar a la hora de dar una solución a la estafa masiva de la que hemos sido víctimas”.

Por parte de la plataforma cree que “gran parte de la responsabilidad” de que el proyecto no haya llegado a buen fin tiene que ver con la actitud “arrogante y poco dispuesta al diálogo” del presidente de Liberbank, Manuel Menéndez Menéndez, el banco en el que se integra Caja Cantabria junto con Cajastur y Caja Extremadura, al margen de las necesidades de capital requeridas tras el test de estrés a la banca española hecho por la consultora Oliver Wyman, y según el cual Liberbank necesitaría 1.198 millones de euros frente a los 226 millones que requeriría la caja aragonesa.

Además debemos destacar que el año pasado, BMN se salvó ‘in extremis’ de ser nacionalizado gracias a una emisión de bonos convertibles en acciones por valor de casi 250 millones de euros. Ahora, estos títulos se encuentran totalmente en al aire ya que la entidad necesita otros 2.208 millones de euros para cumplir con el test de estrés de Oliver Wyman y para ello podría tener que recurrir al rescate de la UE.

Destaquemos que en el mes de octubre del año pasado, BMN, formado por Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedès y la balear Sa Nostra, sacó al mercado una emisión de 1.615 obligaciones con un valor nominal de 150.000 euros cada una y una rentabilidad fija anual del 8%. Con esta emisión de bonos, cuyo objetivo era convertirse en acciones como muy tarde en diciembre de 2014, el banco logró captar 242,25 millones de euros, al colocar entre los inversores un 25,11% de su capital social.

Por otra parte es importante mencionar que el valor de conversión de estos títulos era de 2,89 euros cada uno, lo que suponía en ese momento un descuento sobre el valor en libros de BMN del 67%. Sobre todo, los suscriptores de estos títulos no fueron desvelados, aunque en el mercado se rumorea que la mayoría fueron grandes fortunas de la región de Murcia y el levante. Si bien, ahora, estos inversores se podrían encontrar atrapados en estos títulos, en un escándalo similar al de las participaciones preferentes.

Hay que tener en cuenta que el cobro de estos títulos y su posterior conversión en acciones está cada vez más en el aire ya que la entidad, que tiene hasta hoy para presentar al Banco de España sus planes de recapitalización, necesita 2.208 millones de euros para cumplir con la auditoría de Oliver Wyman. El objetivo de la entidad presidido por Carlos Egea es reducir esas necesidades a 1.000 millones de euros a través de un programa de ahorro de costes.

Esos 1.000 millones podrían recibirse a través de los famosos CoCos, o bonos contingentes convertibles. Sólo en última estancia se acudirá a los fondos de rescate de Bruselas.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>