Publicidad

Investigar estafas por preferentes

Los afectados preferentes son quienes actualmente se encuentran pidiéndole a la fiscalía del TSJC que investigue por estafa.

Tenga en cuenta que la concentración, la cual es convocada por la plataforma Estafa Banca, los asistentes han exigido a la fiscalía catalana que siga el ejemplo de la gallega, que ha presentado una demanda contra Novagalicia Banco, y actúe contra las entidades financieras que comercializaron productos de riesgo a personas sin los conocimientos financieros pertinentes.

Por tal motivo, los convocantes, que han exhibido una pancarta que decía “No más tóxicos. Banqueros y corruptos a prisión. Queremos nuestro dinero”, también han pedido la implicación en este caso del Síndic de Greuges (defensor del pueblo catalán), Rafael Ribó.

Los particulares que compraron participaciones preferentes y deuda subordinada a Novagalicia Banco, Bankia, Banco de Valencia y Catalunya Caixa tendrán que aceptar obligatoriamente las nuevas condiciones de esos productos y sólo podrán recurrir a la Audiencia Nacional por las pérdidas, según recoge el borrador del real decreto que prevé aprobar el Gobierno.

Además sepa que el real decreto ley que prevé aprobar el Consejo de Ministros es el cual detalla la nueva regulación de las participaciones preferentes que anticipó el pasado fin de semana el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El objetivo de la norma:
El objetivo de la norma requiere poder evitar que se venda a clientes sin conocimientos adecuados este tipo de títulos de deuda perpetua, que se consideran muy arriesgados, como ocurrió en los últimos años. Según el borrador del decreto, la norma obligará a las entidades a “obtener la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente” antes de “recomendarle los servicios de inversión o instrumentos financieros que más le convengan”.

Las entidades que reciban ayudas públicas deberán recomprar las participaciones preferentes a un precio “que no puede exceder el valor de mercado”

Hasta ahora, para adquirir una participación preferente, el cliente tenía que rellenar un test de idoneidad para validar si era consciente del riesgo del producto que adquiría.

Todo cambio, ya que la realidad es que esos test no sirvieron para prevenir la compra de títulos de deuda perpetua (el principal no se devuelve, a cambio se pagan intereses más altos) por muchos clientes que creían que invertían en simples depósitos.

En otros casos, se ha comprobado que los test se completaron de forma fraudulenta, sin que saltaran las alarmas de las entidades ni de los organismos de supervisión.

A partir de ahora, la nueva norma obligará a que las entidades investiguen de forma activa si los conocimientos de los clientes les permiten aconsejarles productos de riesgo como las participaciones preferentes.
“Cuando la entidad no obtenga esa información, no recomendará servicios de inversión o instrumentos financieros al cliente”, añade el borrador del decreto.

En caso de que, finalmente, la operación cristalice, la entidad tendrá que proporcionar al cliente “por escrito o mediante otro soporte duradero una descripción de cómo se ajusta la recomendación realizada a las características y objetivos del inversor”. Un documento que podrá analizarse a posteriori por el supervisor o en caso de conflicto judicial.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>