Publicidad

El mercado de la renta fija

El mercado de renta fija es aquel en el cual se negocian los títulos que, justamente, devengan una renta fija y determinada a cierto plazo de tiempo. En este concepto se agrupa a todos los valores mobiliarios y efectos que representan una parte alícuota de un préstamo a una empresa privada, a un ente público o al propio Estado.

En estos casos, tanto entes privados como públicos, en vez de solicitar un préstamo, dividen lo que requieren en un elevado numero de títulos de cuantía muy inferior y trata de venderlos (o lo que se dice: colocarlos) en la bolsa. De esta manera, los poseedores de los títulos se convierten en acreedor de la empresa o entidad.

Al ser acreedor tendrá derecho a percibir un determinado interés por su préstamo, fijado desde el momento de la emisión, con lo cual no se subordina a la marcha económica de la empresa, por ello es que se denominan de renta fija.

No obstante, gracias a las variaciones de los tipos de interés a lo largo del tiempo ocasionan oscilaciones en los precios de los títulos, siendo estas oscilaciones mayores cuando los periodos de vencimiento son largos.

¿Que quiere decir esto?

Cuando un inversor adquiere títulos de renta fija, sabe cuánto ha pagado por ellos, cual va a ser la renta periódica a percibir y cuanto va a recibir al vencimiento de la emisión.

Pero si en algún momento entre la compra y el vencimiento, intenta vender sus títulos, el precio de mercado dependerá de su valor en bolsa, el cual a su vez depende de los movimientos de los tipos de interés.

En España, periódicamente el Tesoro Público emite letras, obligaciones y bonos a través de subastas ordinarias en las que se determina el precio de compra y la rentabilidad (TIR) que corresponde a cada emisión y que será fija e invariable.

En este mercado, llamado primario, se realizan dos tipos de ofertas

  • Ofertas competitivas: donde se indica cantidad y precio
  • Ofertas no competitivas: donde se indica solo la cantidad

Asimismo, en 1987 aparece el mercado de Deuda Publica Anotada (DPA), con todos los elementos propios de un mercado desarrollado (secundario): sistemas de contratación y liquidación ágiles y eficientes, tipo de intermediarios definidos, etc.

Allí participan:

  1. El Tesoro: como emisor de la deuda.
  2. El Banco de España: se ocupa de los aspectos operativos de la emisión.
  3. Inversores finales: que pueden ser de dos tipos: Institucionales o Privados
  4. Intermediarios financieros: Titulares de cuenta en la Central de Anotaciones, Entidades Gestoras de deuda anotada, mediadores entre negociantes de deuda y creadores de mercado.
Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>